Es un bajón pero debemos enfrentarlo: a partir de los 35 años la piel del rostro comienza a lucir más cansada, con menos firmeza y opaca. Es que el colágeno – el encargado de mantener su tersura y firmeza – disminuye con el paso del tiempo. Aunque la tendencia genética, la exposición al sol y los altos niveles de estrés, también aceleran el envejecimiento.

Si a eso le sumamos los casi 15 mil movimientos faciales que expresan nuestros estados de ánimo, la aparición de las líneas de expresión es inevitable.

Las vitaminas son nuestras grandes aliadas a la hora de atenuar estos síntomas. Las encontramos en algunos alimentos pero también en cremas y emulsiones. Por eso es muy importante que al adquirir una, sepamos cuáles son sus ingredientes para saber cómo actuará en la piel del rostro.

La vitamina E: es la vitamina principal que revitaliza la piel, la deja más suave y flexible. Los alimentos ricos en vitamina E son las almendras, nueces, maní, oliva, etc, actúan como antioxidantes y ayudan a eliminar los radicales libres en el interior. Las encontrás en cremas y lociones. También hay cápsulas de vitamina E para hidratar la piel.

Vitamina A: es un agente tonificante de la piel. Posee propiedades antioxidantes que retarda el envejecimiento de la piel. Los alimentos ricos en vitamina A son las zanahorias, las espinacas, la col rizada, el nabo, perejil, etc.

Vitamina K: sus tres tipos de vitaminas conocidas como vitamina K1, K2 y K3 ayudan en la regulación del flujo sanguíneo, que proporciona, además, la completa  alimentación interna de la piel, la vitamina K, aparte de impulsar a la elasticidad de la piel, también ayuda en la curación de las arrugas, imperfecciones y telas de araña  en la piel. Los vegetales verdes, semillas de soja, lentejas, espinaca, col, pollo, yema de huevo, etc, contienen vitamina K. También puede usar cremas medicadas para mejorar la textura de su piel.

La vitamina C: es un excelente agente desintoxicante, capaz de expulsar las toxinas y radicales libres del cuerpo, reteniendo así la elasticidad de la piel. Aumenta la producción de colágeno y formación de nuevos tejidos. Todos estos procesos son necesarios para  la tirantez duradera en la piel. La vitamina C se produce principalmente en las frutas cítricas como las naranjas, limones, uvas, pomelos, bayas, etc

La vitamina B: retiene la humedad en la piel. Las cremas que contienen vitamina del complejo B y moléculas lipofílicas  mantienen un aspecto juvenil. También se usa para curar otros tipos de problemas relacionados con la edad de la piel como hiperpigmentación, estrías, arrugas, etc. Las fuentes naturales de vitamina B son los productos de granos enteros, huevos, leche, arroz integral, legumbres, cereales, patatas, etc.

Ejercicios para mantener tu piel más tersa

  • Dormir 8 horas
  • Beber mucha agua y consumir frutas
  • Exfoliar la piel de tu rostro una vez por semana
  • Utilizar cremas hidratantes
  • Aplicar cuidados anti-age específicos según tu tipo de piel
  • Y por sobre todas las cosas… ser feliz e ir por la vida sonriendo

Por: Karina Bianco @karina_bianco

Descubrí nuestra línea de cuidado hidratante

gamme-hydrance-optimale 2

¿Conocés nuestra línea Anti-age?

serenage-crema-de-noche-nutriredensificante

Gel exfoliante purificante

cuidados-rostro-exfoliante-suave-purificante

 

547 total views, 1 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *