Potencia la luz. Tener un tono opaco es el primer síntoma que la piel está avejentada. Y esto suele suceder después de los 40 años. Lo más conveniente es que utilices cremas aclaradoras que le den luz a tu rostro.
Utilizá un labial más claro. Los labios vamp son tendencia, pero pueden endurecer los rasgos de tu cara. Además, a medida que envejecemos, los labios se van afinando, de modo que si queremos quitarnos años de encima, lo más adecuado es elegir productos que hagan que la boca se vea más voluptuosa. Evitá las texturas mate y optá por las más brillantes, a la hora de elegir un labial oscuro.
Cejas gruesas. Si las tenés muy depiladas podés parecer mayor, todos perdemos densidad en las cejas, de manera que llevarlas lo más pobladas posible (sin exagerar) es un signo de juventud.
Usá un arqueador de pestañas. Es una herramienta muy útil para que la mirada parezca más grande. Aplicá sobre el rizador un poco de aire caliente mediante el secador de pelo para un resultado más duradero.
Hidratación. Si tenés líneas finas de expresión, una mascarilla hidratante o un buen tratamiento facial harán que tu piel se vea más alisada y, por lo tanto, lucirá con un aspecto más joven.
Base líquida. Usá la más fluída para evitar que resalten las líneas y las arrugas. Evitá utilizar fórmulas compactas o en polvo.
Cuidado con el rubor. Si se aplica rubor oscuro en la parte hundida del pómulo se acentúa la pérdida de volumen en esta zona.
Desayuná con un licuado antiage. Los licuados hechos con frutas y vegetales tienen grandes beneficios para la salud. No sólo potencia tu energía para comenzar el día, sino que además contiene antioxidantes con propiedades antienvejecimiento. El calcio, el folato y la vitamina E contribuyen a mejorar el aspecto de tu piel y aportará un montón de nutrientes esenciales para la salud de tu piel como la vitamina C y E, beta caroteno, selenio y ácidos Omega 3.
Ingredientes:

2 naranjas, peladas y cortadas en gajos
1/2 mango picado
1/2 taza de frutillas en rodajas y sin azúcar agregada
1 zanahoria mediana, pelada y rayada
1/2 taza de yogur natural, libre de grasas
2 cucharadas de germen de trigo
2 cucharadas de semillas de lino
1 cucharada de jugo de limón exprimido
1 cucharada de azúcar
Colocá todos los ingredientes en una licuadora o procesadora y batilos hasta obtener una consistencia cremosa.
¿Te sirvieron nuestros trucos? Compartí con Vivi Avène tus trucos antiage.

Por: Karina Bianco

1,094 total views, 1 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *