Todos hablan de los beneficios de las semillas pero nos cuesta incorporarlas a nuestra dieta porque no sabemos muy bien cómo usarlas. Tienen muchísimos beneficios pero entre los más conocidos está el controlar el colesterol y los triglicéridos.

La chía (salvia hispanica L) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas; nativa del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua que junto con el lino (Linum usitatissimum), es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico y omega 3. Al estar repletas de vitaminas, minerales y ácidos grasos, ayudan a nuestro cuerpo a combatir las grasas y a mejorar la salud de nuestro organismo. Se pueden incorporar en cualquier comida, dulce o salada, sin cambiar su sabor.

Son ideales para agregarlas en ensaladas, yogures, cereales e incluso panes. ¡Podés combinarlas con lo que más te guste! Muffins, tortas, comidas empanadas, etc.

La gelatina: para prepararla no hay más que remojar durante 30 minutos una parte de semillas con 10 partes de agua hervida fría o agua mineral. Al cabo de ese lapso quedará una gelatina que se puede agregar a cualquier tipo de preparación, tanto dulce como salada. Lo que no utilices de esta gelatina podés conservarla, sin problemas, durante varios días en la heladera.

Las semillas de chía también se pueden incorporar a la harina: con 3 a 4 cucharadas de semillas que se agregue por kilo de harina se pueden elaborar panes, fideos, galletas, etc., mucho más nutritivos.

 –Aceite: también vienen aceites producidos de primera presión en frío con chia, por ello, suelen ser mucho más concentrados en omega-3 que las semillas en sí mismas y que cualquier otro aceite.

La súper poderosa

Calcio y Omega 3.

Son perfectas para cuidar los huesos, y gracias a que contiene ocho veces la cantidad de Omega 3 que un salmón, la semilla es una fuente importante para ayudar a mantener vital el cuerpo así como a las células de la piel.

Antioxidantes

Los especialistas aseguran que tienen más antioxidantes que los arándanos, lo te ayudará a mantener el cuerpo y la piel joven. A la par, será un importante protector contra enfermedades, ya que se encarga de limpiar el cuerpo, ideal para ayudar a reducir el dolor tanto en articulaciones como a ayudar a quienes padecen diabetes o colesterol.

Fibras y proteínas

Su alto contenido de fibra te ayudará a mantener la digestión del cuerpo, desintoxicarlo y a regularlo. Por ser también una alta fuente de proteína, si no comes huevo, la chía podrá ser un sustituto perfecto en galletas.

Además son bastante económicas y duran un montón si las mantenés en un frasco bien cerrado. Así que no tenés excusa para comenzar a consumirla.

¿De qué otra semilla te gustaría saber sus propiedades?

Por: Karina Bianco

546 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *