Llega la hora de mostrar más nuestro cuerpo y ponerse el traje de baño. Nos damos cuenta que con 3 ó 4 kilos menos estaríamos genial pero ¡oh aunque sean pocos nos damos cuenta que no logramos bajarlos! La licenciada Laura Cordeu del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna explica que  Si tenés solo unos pocos kilos para bajar, es probable que este pequeño sobrepeso no sea un tema de salud  y solo te afecte estéticamente y te impida usar aquella ropa que te espera en el placard y que aún no te queda como a vos te gusta. Esto a la hora de resolverlo y comenzar a hacer un tratamiento se vuelve en tu contra y  se convierte en infinitas excusas, postergaciones y justificaciones para no hacer las cosas totalmente bien. Mi abuela decía que ‘las medias son para los pies’ eso quiere decir que  hacer una dieta a medias  es tardar el doble y obtener la mitad de los resultados.

dietas1

SECRETOS PARA UNA DIETA EXITOSA

1. Dale forma y número a tu proyecto. Alguna vez me dijeron que un proyecto es un sueño con fecha. Poné fecha a tu sueño de estar en tu peso ideal.

2. Toma la decisión y saca de tu cabeza todo pensamiento que te lleve a torcer el camino  un poquito que me va a hacer…”  ”bueno, tan mal no estoy...” apenas como un poquito y mañana empiezo con todo. NO. Un poquito sí hace y hace mucho porque te saca de tu eje, te despierta el apetito y te aleja de tu meta, por otra parte ya sabemos que no estás mal, solo que deseas estar mejor.

3. Lo primero que hay que hacer es ordenarse, cuatro comidas: desayuno,  almuerzo, merienda y cena. Mucho líquido, por lo menos dos litros de agua y otros dos entre jugos dietéticos, infusiones y caldos sin calorías.

4. Sacar algunos alimentos de la dieta te permitirán reducir de forma muy significativa tu apetito. Eliminá las harinas: sacá de tu dieta el pan y las galletitas, el azúcar y los dulces. También en un primer período los cereales (arroz, pastas, polenta) y legumbres (lentejas, porotos, garbanzos). Cuando estés en tu peso verás con qué frecuencia y en qué cantidad incorporarlos.

5. Después de una semana de no comer azúcar, dulces, harinas ni cereales vas a tener poco apetito y no te va a costar utilizar porciones pequeñas de comida para el almuerzo y cena.

6. Antes de las comidas principales toma un caldo y un plato de ensalada de vegetales crudos  o cocidos, condimentá con vinagre, limón y una cucharita de aceite.

7. El plato principal debe ser sencillo, una sola proteína. Podés elegir carnes magras como pollo, carne vacuna o pescado acompañado de vegetales con huevo o queso (no más de 50 gr) .

8. De postre una gelatina dietética y en caso de necesitarlo una fruta pequeña.

Dieta

9. Para desayunos y meriendas usa frutas, licuados yogures dietéticos, alguna pequeña porción de queso magro y finaliza con una infusión sola o cortada con leche.

10. Sé fiel a tu proyecto, no pienses en permitidos que te obliguen a permanecer lejos de tu sueño y lograrás llegar y mantenerte en tu peso ideal.

¿Estás preparada para arrancar la dieta? Te propongo que la hagamos juntas y compartimos en este blog cómo nos va. ¿Te gusta la idea?

Por:  Karina Bianco

 

 

1,319 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *