Lo primero que pensamos al hablar del cuidado de nuestra piel es en cremas, serums y tratamientos dermatológicos y nos olvidamos de incorporar a nuestra dieta alimentos muy ricos en vitaminas que actúan como verdaderos anti-age. Acá te contamos cuáles son los más importantes y por qué.

ACEITE DE OLIVA: Tiene ácidos grasos y vitamina E, dos componentes ideales para regenerar y proteger tu piel. Tené en cuenta: La vitamina E se pierde con la luz. Por eso tratá de comprar aceite de oliva con envase opaco. Si bien son más caros que los transparentes conservan más tiempo las propiedades de la oliva.

FRUTAS: Una piel saludable necesita Vitamina C y antioxidantes para protegerse de los agentes externos y evitar el envejecimiento prematuro. Algunos alimentos que la contienen son sobre todo las frutas cítricas (limón, pomelo, naranja, kiwi, frutillas, etc.) y las verduras como el brócoli, repollitos de Bruselas y pimientos. Tené en cuenta: La vitamina C presente en los alimentos se pierde si éstos se cocinan, por lo que la recomendación de los especialistas es comerlos crudos. Con los jugos pasa lo mismo: hay que consumirlos recién exprimidos porque la vitamina C se oxida.

ALIMENTOS CON BETACAROTENO: Estos se transforman en vitamina A en nuestro organismo, con una importante acción antioxidante. Están en las zanahorias, la calabaza y en las verduras de hoja verde como las espinacas o la lechuga.

TÉ VERDE Y VINO: Ambos son ricos en Polifenoles lo que mejora la piel y atenúa la aparición de arrugas. Tené en cuenta: ¡Ojo con las cantidades! Podés tomar mucho té verde pero una sola copa de vino al día.

FRUTAS SECAS: Reducen la oxidación celular por su alto contenido en vitamina E. Aportan ácidos grasos que, además, dan flexibilidad y previenen las manchas en la piel y el envejecimiento. (Almendras, nueces o pistachos), Tené en cuenta: No comas más de 7 almendras por día ya que también tienen muchas calorías.

PALTA: Es uno de los mejores alimentos para la piel ya que contiene una alta concentración de vitaminas C y E, imprescindibles como antioxidantes para prevenir el envejecimiento prematuro. Además, es fuente de Omega 3, otro ácido graso esencial que mejora la piel.

Un alimento para cada tipo de piel
-Piel seca: Aumentá el consumo de alimentos que contienen Omega 3 como los pescados. Si no consumís carne, podés recurrir a las algas y a las semillas que contengan aceite, como las almendras y el sésamo.

– Piel grasa: consumí alimentos ricos en vitamina A. (zanahorias, mangos, melón, damascos, vegetales de hojas verdes y zapallo).

– Piel sensible: alimentos con alto contenido de Omega 3, ya que éste tiene un efecto antiinflamatorio, y también de antioxidantes, como el té verde y el cacao.

¿Sabías los secretos que esconden los alimentos? ¿Los aplicas para alguna receta casera de belleza? Contános tu expriencia

 Por: Karina Bianco

1,585 total views, 1 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *